Latest News

martes, 23 de octubre de 2018

Vaticinan unos 3,000 neonatos habrán muerto este año por crisis sanitaria


Resultado de imagen para año por crisis sanitariaSanto Domingo, La Alianza por el Derecho a la Salud (Adesa) advirtió hoy de que la baja calidad de los servicios sanitarios que sufre el país causará la muerte de cerca de 3,000 niños recién nacidos durante este año.

Adesa explica dice que es un incremento de un 31 % en las muertes neonatales con relación al año 2017, a lo que se suma la prevalencia de altas tasas de mortalidad materna y de enfermedades catastróficas y de altos costos, como son el cáncer, la diabetes, las cardiopatías y las enfermedades renales.

El 73 % (1,944) de las defunciones de neonatos en 2018 ocurrieron durante los primeros 27 días de vida del recién nacido y, de estos, el 67 % (1,216) fueron en la primera semana de vida.


Se recuerda que el último boletín epidemiológico de Salud Pública, correspondiente a la semana 40 (del 1 al 7 de octubre), en lo que va de año se han registrado 2,647 muertes neonatales, frente a las 2,304 contabilizadas durante el mismo periodo de 2017
Adesa, que agrupa a 56 organizaciones sociales manifestó estar “muy preocupada ante el agravamiento de la crisis de salud del país, la cual se traduce en muertes y proliferación de enfermedades prevenibles”.

Lamentó que, lejos de priorizar la atención estatal en salud, el proyecto de presupuesto para 2019 que el Gobierno ha enviado al Congreso Nacional reduce la partida destinada a este sector y la limitar a un 1.8 % del Producto Interno Bruto (PIB), lo que equivale a menos del 45 % de la inversión promedio en América Latina.

La organización solicitó a la comisión bilateral que conoce el proyecto de Presupuesto “enmendar el error cometido por el Poder Ejecutivo y, en consecuencia, elevar las partidas destinadas a salud en correspondencia con lo establecido en la ley de Estrategia Nacional de Desarrollo, vigente desde el año 2012.”

Según la entidad, en el país solo se han creado 1,800 unidades de atención primaria de unas 5,000 que necesita la población, y las existentes operan en precario en locales inapropiados, con personal limitado, pocos equipos y medicamentos, y sin ningún presupuesto.

Existe un déficit de unidades de cuidados intensivos superior al 60 %, con el agravante de que las existentes están concentradas en el gran Santo Domingo y Santiago, señalan desde Adesa.

En ninguna de las diez provincias de la región Sur hay salas de cuidados intensivos y, por ese motivo, muchas personas mueren tras sufrir un accidente cardiovascular, un accidente de tránsito o cualquier otro problema de salud que requiera de atención especializada urgente, afirman en la nota.

La mayoría de los centros de salud también operan con déficit de personal, y el número de enfermeras supone solo un tercio de los estándares internacionales, que establecen que deben existir nueve enfermeras por cada 10,000 habitantes, apuntan.

Asimismo, señalan que hay cerca de cuatro millones de personas afiliadas al régimen contributivo del Seguro Familiar de Salud (SFS) que, a pesar de pagar religiosamente para obtener aseguramiento, cuando necesitan de atenciones de salud deben abonar adicionalmente un promedio del 42 % de sus costos.

La entidad entiende, además, que el sistema de salud es “altamente excluyente, discriminatorio, ya que favorece los negocios y desampara a los pobres.”

Ante esta situación, Adesa opina que se requiere de una nueva reforma que tenga como objetivos garantizar servicios universales y de calidad en la atención, incrementar la inversión en salud, acabar con la dispersión y la falta de liderazgo de las instituciones del sector y garantizar la participación de las organizaciones sociales.
22 oct.-

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario