Latest News

viernes, 5 de abril de 2019

Melanio Paredes considera que cambios y adecuaciones en el PLD tienen que ajustarse al Estado Social y Democrático de Derecho

 Paredes, miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana, propuso que todo cambio, adecuación o modificación a las normas de la  organización, funcionamiento o conducta del PLD y los peledeístas debe tomar en cuenta las  nuevas normas  del Estado Social y Democrático de Derecho adoptado a partir del 2010,  con la nueva Constitución que incluyó  nuevas instituciones y leyes que la complementan.

Además, agrega Paredes, una correcta caracterización de la realidad política actual y su entorno; que conviene entonces en un intento de recrearla, como sostenía Bosch en los métodos de trabajo del Partido de la Liberación Dominicana.

“En el caso de un partido político había que hallar una teoría que fuera el resumen de todas las prácticas que se siguen en los trabajos destinados a mantener funcionando una organización humana, pero al concretarlos al PLD esa teoría tenía que responder a los conceptos organizativos que pueden aplicarse en un país como el nuestro, y a su vez esos conceptos organizativos tenían que responder a los fines políticos que debía cumplir el PLD”, refiere al citar a Juan Bosch, en su artículo “el partido que queremos” publicado en Vanguardia del Pueblo en su formato digital.

Subrayó que esas palabras, sostiene Bosch, significan al mismo tiempo que los conceptos organizativos que debíamos aplicar tenían que estar al alcance de la comprensión del pueblo dominicano y específicamente al alcance de los miembros del PLD que iban a aplicarlo.

Recordó que el PLD surge en medio de las tensiones que en los órdenes local e internacional caracterizaba la época de la guerra fría, obviando y superando el entorno que polarizaba las fuerzas partidarias de los modelos del capitalismo y socialismo, la brillantez de su líder fundador, junto a un pequeño grupo de intelectuales y profesionales, le permitió construir una sólida organización que pudo evadir esa dicotomía abrazándose a un programa de liberación nacional centrado en la soberanía de las naciones y de la autodeterminación de los pueblos!

“Con la caída del muro de Berlín, el advenimiento del nuevo siglo y la irrupción de nuevas tecnologías que han revolucionado la forma de comunicación, relacionamiento de las personas y su cotidianidad, estábamos obligados a cambiar, sin embargo la orientación del cambio debía preservar nuestras esencias; con las nuevas oleadas de globalización la participación y la transparencia han devenido en un valores universales y tales circunstancias nos convocan a revisar y reajustar las formas del ejercicio político”, explicó.

Considera que en la actualidad “las bases del PLD” se mantienen postradas en su laberinto, a la espera de que se baje línea como reducto de “una sola vía” del clásico principio del centralismo democrático del “partido de nuevo tipo” que se tornó en anacrónico, beneficiando exclusivamente a la cúpula partidaria que se prevalece de la sumisión del centralísimo y niega la discusión democrática.

El dirigente político y educador señala que en la presente etapa está en marcha la estocada final, enajenar al PLD de su esencial identidad de partido doctrinario, como se preserva en términos formales en su Declaración de Principios y algunos de los artículos de unos estatutos que requieren de urgente y sustantiva modificación.

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario