Latest News

viernes, 27 de septiembre de 2019

Condenas a 30 años dos hermanos en un hecho donde estuvieron envueltos dos capitales

Por Julio Benzant
Fuente/Ciudad Oriental
Santo Domingo Este. Luego de destruida la presunción de inocencia de manos del fiscal Juan Miguel Vásquez Minaya, un tribunal de esta jurisdicción, condenó a 30 años de prisión a dos hermanos encontrados culpables de asesinar dos ciudadanos franceses, presuntamente para quedarse con sus propiedades, cuyos cadáveres fueron encontrados por separado en estado de putrefacción en dos pozos sépticos.

En este casos estuvieron involucrados los suspendidos capitanes de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD), Joel Santiago Jiménez Valdés, ex encargado de Inteligencia Aérea (S2) y Leónidas Hidalgo Feliz (a) Mayita, capitán piloto retirado, este último hermano del imputado Beras Feliz (a) Lepra, los cuales por acuerdos en la fase preliminar, pasaron de imputados, a testigos en el proceso

Las condenas de 30 años de prisión por separado, les fueron impuestas a los hermanos Leiden Beras Féliz (a) Lepra y July Eliezer Féliz Fernández (a) Culebra, de 29 y 37 años de edad, respectivamente, ambos con domicilio en la calle 16 número 08, en el sector Valiente de La Caleta, en el municipio de Boca Chica.


Fueron encontrados culpables en los asesinatos de Maziz Manzour y Akca Ilker Nazif, dos nacionales franceses presuntamente vinculados al tráfico internacional de drogas y cuyos cadáveres fueron descubiertos en estado de descomposición, en pozos sépticos en los municipios de Guerra y Boca Chica, respectivamente.


Las condenas fueron impuestas por el Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo.

Mansour, de 34 años de edad, desapareció el 4 de abril del 2017 y su cadáver fue hallado el 30 de noviembre de ese año, en un pozo séptico dentro de una finca abandonada en el sector El Mamón, en el municipio de Guerra, en la provincia Santo Domingo.

VIDEO AUSPICIADO

En tanto que Akca Ilker Nazir, de otros datos ignorados, estaba desaparecido desde el 26 de noviembre de 2016,  y fue hallado en avanzado estado de descomposición en otro pozo séptico en el barrio El Paredón, en el sector El Valiente, de Boca Chica, el primero de diciembre de 2017.

En el juicio de fondo realizado este lunes 23 de septiembre, fue crucial el relato del coronel Gustavo Antonio Romero González, quien para ocurrencia de los asesinatos de los dos extranjeros, se desempeñaba como encargados del Departamento de Desaparecidos de la Policía Nacional.

El coronel Romero González, explico de forma cronológica, como los investigadores policiales pudieron descubrir a los dos hermanos autores de los crímenes, y como fueron entregadas y recuperadas las armas de fuego utilizados por los ahora condenados.

En tanto, el testigo a descargo Varme Enrique Beras Feliz, supuesto “cristiano evangélico “ y hermano de los condenados, solicitó al tribunal que fuera sacado este reportero de la Sala de Audiencia, porque según él “tenemos problemas”.

El petitorio fue rechazado por el pleno del tribunal, que consideró de derecho, la presencia de Ciudad Oriental en el juicio.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario