Ultimas Noticias

infórmate,,,..ESTOS SON NUESTROS PERIÓDICOS


sábado, 8 de agosto de 2020

SACERDOTES Y FELIGRESES RECHAZAN CORONEL DE LA POLICIA NACIONAL VESTIDO DE CURA ASESINARA JOVEN EN COTUI


SANTO DOMINGO.- Continúa creciendo el rechazo de sacerdotes y feligreses contra la acción cometida ayer viernes por el coronel que disfrazado de cura penetro a la vivienda donde un joven mantenía secuestrado a varias personas para mediar y luego ejecutar de un disparo en la frente al delincuente, en un hecho ocurrido en el municipio Cotui, provincia Sánchez Ramírez.


Curas abordados sobre el asesinato del joven a manos de un falso sacerdote entiende como grosera la usurpación ya que se le pudo salvar la vida al joven en caso que hubiese sido un sacerdote que  mediara.

“Como toda usurpación de una profesión, hacerse pasar por un sacerdote es un fraude, un engaño doloso que afecta a las personas que son engañadas o estafadas. Si bien el ministerio sacerdotal no es una profesión, el hacerse pasar como un sacerdote es un fraude pero aún es peor porque hay consecuencias espirituales y aquí el desenlace hace sido un asesinato”, dijo el Padre Quirillo Matos, O.S.A.,    

De su lado el señor Pablo Roman, feligrese de la Parroquia Santa María Reina, dijo condenar este acto, aunque lamentó es un hecho consumado el cual no tendrá la más mínima consecuencia.


Indico “Como Católico me siento totalmente indignado ante este acto profano cometido por este oficial de alto rango de la Policía Nacional”.

“Sé que algunos dirán que la misión era rescatar a los secuestrados, pero valerse de usar una sotana para darle un tiro a quema ropa a una persona que no estaba poniendo ningún tipo de resistencia, es un asesinato amparado en la túnica que usan hombres que transmiten la palabra de Dios”.

Román señaló estas Interrogantes: ¿Quién le cedió este atuendo a este Coronel?; ¿Qué posición asumirá la Iglesia ante la Policía Nacional?; ¿Si el delincuente en cuestión solicitó un Sacerdote real para su entrega, no era el deber de la Policía tratar de negociar esa parte?; son solo algunos cuestionamientos de mi parte.


Mientras que José Luis Ogando, otro connotado feligrese católico del municipio Santo Domingo Este, dijo entender que con un cura real el desenlace hubiese sido diferente, porque el cura  estudia Psicología y sabe cómo abordar esos temas, tiene la unción del espíritu Santo, por estar  ungido para eso, “Pero como fue un usurpador se ha embarrado todo”.

“Es que no entiendo porque no buscaron al Padre Chelo que reside en la Ciudad de la Vega, que es un experto en exorcismo y ese joven estaba endemoniado, porque no lo buscaron a él, pero a ese joven lo engañó el diablo, y es que si era para matarlo, el coronel logró su objetivo”, dijo Ogando.

A través de las redes sociales muchos han coincidido en que este acontecimiento, inaudito, deber ser investigado hasta las últimas consecuencias, por entender que se trata de una acción que debe de terminar en los tribunales dominicanos por la usurpación de vestuario clerical que ha hecho la uniformada.

Ayer horas después el padre Rogelio Cruz dijo que esa acción de la Policía,  de usurpar una función que no le corresponde, debe de ser penalizada, luego de realizarse una profunda investigación sobre el hecho “condenable”.

Añadió que la investigación debe de iniciar por determinar cómo la Policía Nacional obtuvo la indumentaria eclesiástica que utilizó uno de sus oficiales para hacerse pasar por cura y luego llevar a cabo una ejecución a sangre fría.


Definió el acontecimiento como muy lamentable y penoso, y más tratándose de una institución como la PN, llamada a poner el orden público y que ahora se venga a prestar para “esta vagabundería”.

También el  sacerdote Nino Ramos, de servicio sacerdotal en Santiago, manifestó que se trata de un abuso policial y una falta de respeto lo sucedido en Cotui, donde dijo “se usó la ropa de un cura para hacer algo malo”.

“Yo lo veo como un ultraje al símbolo sacerdotal. Si estuviera en mis manos esa persona debería de estar encarcelada, presa, porque se ha usurpado la insignia de los sacerdotes”, manifestó.

Ramos, conocido por encabezar, al igual que Rogelio Cruz, diferentes protestas en el país en reclamo de reivindicaciones sociales, afirmó que en Cotuí se ha perpetrado un hecho “maligno y malvado…un crimen”.

“Entonces para mi merece que sea juzgado por eso, y debiéramos como Iglesia hacer algo, que se encause por la vía de la justicia porque se ha usurpado la insignia propia del sacerdocio, que no se debe”, puntualizó.

Exhortó a los sacerdotes de Cotui unirse y querellarse formalmente contra el policía que usó la sotana para cometer un crimen, tal como quedó grabado en vídeo.

De igual manera,  lo hizo el  sacerdote de origen ruandés Thoyene Nyirimanzi, o Theo Jean, se mostró sorprendido por lo ocurrido en Cotuí, aunque al momento de ser consultado por El Nuevo Diario afirmó no conocer en detalles, hasta ese momento, lo acontecido.

Theo Jean, quien ofrece sus servicios religiosos en el municipio de Fantino, rehusó sin embargo opinar más allá porque no conocía todos los pormenores.

“Ahora mismo es que me entero que sucedió un caso así, no sabía de eso”, manifestó el cura aunque se le escuchó hablar en un tono de gran asombro y sorpresa por la noticia del uso del vestuario sacerdotal por parte de un oficial policial para ejecutar un asesinato.

El muerto respondía al nombre de José Antonio Reyes Uyola (El Gordo), quien penetró a una vivienda al azar tras ser perseguido por la Policía, y ya dentro usó de rehenes a un niño de poco más de un año y a su madre.

8Agosto 2020

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario